Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VER Aug.22
SUSCRIBITE HOY
Gripe A: denuncian a la Industria por generar pánico para vender vacunas
1/1/70, 00:00 BUENOS AIRES: Miembros de la Asamblea Parlamentaria europea dicen que farmacéuticas influyeron sobre la salud pública. #Actualidad
Posteá primero y convertite en suscriptor destacado
La pandemia de gripe A sigue generando polémica en el mundo, en especial después de que se conocieran ciertos manejos irregulares en su inicio, el año pasado. Ayer, un grupo de expertos denunció que los laboratorios y las grandes firmas farmacéuticas influenciaron en los gobiernos y la opinión pública para generar “pánico” y así potenciar sus ganancias. Esto, aseguran, se plasma en la gran cantidad de vacunas contra el virus H1N1 compradas por los gobiernos y que hoy son excedentes sin utilizar. Esto fue negado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que salió a desmentir a los especialistas. La situación en nuestro país y las denuncias por el “show mediático” que generó al enfermedad.

“Para promocionar sus vacunas contra la gripe A (H1N1), las empresas farmacéuticas influyeron sobre los responsables de la salud pública a fin de alarmar a los gobiernos en todo el mundo”, sostuvieron ayer catorce miembros de la Asamblea Parlamentaria europea. Por esto, Wolfgang Wodarg, presidente de la Comisión de Salud del Consejo de Europa, reclamó que “se efectúe una inmediata investigación” al respecto. Los especialistas de esta asamblea sostienen que “la definición de una pandemia alarmante no debe estar bajo la influencia de los vendedores de drogas”.

Es más, un integrante del Grupo de Expertos en Inmunización que asesora a la OMS reconoció que el principal sostén económico de su propio instituto científico “es un fabricante de vacunas contra la gripe”.

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) trataría el tema en su sesión que comienza el 25 de este mes. Su Comisión de Salud invitó para esa misma semana a la OMS y a los laboratorios farmacéuticos involucrados, según precisó el presidente del organismo, el epidemiólogo alemán Wolfgang Wodarg. Según la moción presentada por los catorce parlamentarios de distintos sectores, “con el propósito de promover sus drogas y vacunas patentadas contra la gripe, las compañías farmacéuticas influyeron en científicos y agencias oficiales, responsables de la salud pública, para alarmar a los gobiernos en el mundo entero. Llevaron a despilfarrar valiosos recursos en ineficientes estrategias de vacunación, y expusieron innecesariamente a millones de personas sanas al riesgo de los efectos colaterales desconocidos de vacunas insuficientemente testeadas”.

“Las campañas contra la gripe aviar (2005/6) y contra la gripe A (H1N1) parecen haber dañado también la credibilidad y confiabilidad de importantes agencias internacionales de salud. La definición de una pandemia no debe estar bajo la influencia de los vendedores de drogas.” Por eso, “los estados miembros del Consejo de Europa deberían requerir inmediatas investigaciones”. El Consejo abarca 47 países, incluso Rusia y Turquía.

En una extensa entrevista concedida al periódico francés L’Humanité, Wodarg sostuvo que la declaración de pandemia “no se justificaba”. Sólo fue posible porque, en mayo del año pasado, la OMS cambió su definición de lo que constituye una pandemia: antes, no sólo requería que la enfermedad estallara en muchos países a la vez, sino que tuviera consecuencias muy graves en cuanto a cantidad de casos mortales; en la nueva definición, se suprimió este criterio y sólo se consideró el ritmo de difusión de la enfermedad”.

Ante esta grave denuncia, la OMS salió al cruce de los especialistas. El responsable de la lucha contra la gripe AH1N1 en la OMS, Keiji Fukuda, calificó de irresponsables, históricamente inexactas y científicamente incorrectas las acusaciones. El funcionario dijo que tales alegaciones también son irrespetuosas para quienes han padecido cuadros severos de esta infección y, sobre todo, frente a las 13.000 personas fallecidas a causa de la enfermedad.

En una rueda de prensa, el experto dijo categóricamente que el mundo sí está ante una pandemia, la que se define, principalmente, por su extensión geográfica, más que por su nivel de severidad, según reconoció. “No juguemos con las palabras. El nuevo virus de la gripe surgió en Norteamérica, ha matado directamente a 13.000 personas, aunque cuando se cuente, más adelante, con estimaciones más exactas seguramente veremos que el número de víctimas es superior”, dijo Fukuda, quien negó igualmente que la OMS haya cambiado la definición de la pandemia para hacer parecer que la propagación del virus AH1N1 correspondía a tal fenómeno.

Con respecto a las acusaciones contra el organismo por supuestamente haber exagerado o sobredimensionado la gravedad de la pandemia, también las rechazó y recalcó que desde el principio, la OMS dijo que podía ser de moderada a severa, algo sobre lo que había incertidumbre total en ese momento.

Sin embargo, las sospechas se vienen sucediendo en todo el mundo desde hace tiempo. En la Argentina, esta sospecha fue esbozada incluso por funcionarios. Durante el invierno pasado, el ministro de Salud de la provincia de Córdoba, Oscar González, rompió el silencio y afirmó que la enfermedad “es un fiasco inventado por los laboratorios para vender más medicamentos”. En declaraciones a la prensa local, González pateó el tablero y arremetió contra el brote de gripe A: “nos quisieron hacer creer que el jinete del Apocalipsis venía arriba de un pollo, ahora buscan que creamos que viene arriba de un chancho”.

Otro dato sospechosos parece ser el gran número de vacunas que rápidamente adquirieron los gobiernos, y que hoy es ampliamente superior a la demanda, por loq ue muchos estados buscar deshacerse de las dosis. En este sentido, los especialistas también denuncian una especie de fraude. “Otra cosa que suscitó mis sospechas fue la recomendación de la OMS de dar dos dosis de vacuna: no tenía ninguna justificación científica. Tampoco se justificaba su recomendación de utilizar vacunas patentadas: era perfectamente factible, como cada año, completar las vacunas de la gripe estacional con las partículas antivirales específicas para el nuevo virus”, agregó Wodarg.

Según Wodarg, estas nuevas vacunas implican “un riesgo, ya que, en el apuro, en ciertos casos se utilizaron coadyuvantes insuficientemente testeados”, refiriéndose específicamente a “la vacuna elaborada por Novartis”, producida mediante “una técnica que jamás había sido utilizada hasta el momento”.

Sobre la vacuna, la OMS se despegó de la recomendación de comprar medicamentos y sobre todo vacunas. Fukuda negó de plano las insinuaciones y acusaciones directas sobre connivencia con la industria farmacéutica, de modo que esta pudiese vender más vacunas y medicamentos para combatir la gripe A. Dijo que la OMS mantuvo contacto con farmacéuticas y laboratorios para garantizar que éstos aunarían esfuerzos en la lucha contra la pandemia, pero que en ningún caso fuimos influenciados por intereses comerciales.

Del mismo modo, subrayó que se utilizaron mecanismos para evitar eventuales conflictos de interés de los expertos que asesoran al organismo. Al abordar el malestar de varios países occidentales que compraron decenas de millones de vacunas temiendo lo peor y que ahora se encuentran con enormes existencias de las mismas, Fukuda aclaró que ningún país pidió consejo a la OMS sobre cuántas vacunas comprar.

Cabe recordar que en Europa varios países buscan revender varios millones de dosis de la vacuna contra la gripe A, que adquirieron al principio de la pandemia y hoy no logran utilizar, por falta de confianza de la gente y las pocas pruebas científicas para alentar su uso. Francia es el peor ejemplo, ya que luego de comprar el 10 por ciento del stock mundial ahora busca deshacerse de gran cantidad de ellas. Cómo puede repercutir esta situación en la Argentina, que acaba de anunciar la producción para 2010 de unas 10 millones de dosis contra la gripe A.

Por último, se dio a conocer una vinculación entre el científico finlandés Juhani Eskola, miembro del Grupo Asesor Estratégico de Expertos en Inmunización (SAGE) de la OMS –organismo que asesora a los Estados miembros sobre qué vacunas utilizar y qué cantidades comprar– y la firma GlaxoSmithKline (GSK), fabricante de una vacuna contra el virus H1N1. En 2009, esta empresa se constituyó en la primera fuente de ingresos del Programa de Investigación en Vacunas de Finlandia, dirigido por Eskola, al cual otorgó nueve millones de dólares. La revelación fue efectuada en Dinamarca por el diario Information. No obstante, Eskola continuará integrando el SAGE, cuyo secretario ejecutivo, Philippe Duclos, argumentó que “el contrato de GSK con la institución dirigida por Eskola no se refiere a la vacuna contra el virus H1N1”.

¿Like?
#Farmacias
Italia liberaliza sus farmacias
ROMA, agosto 22: En los últimos días, el senado italiano aprobó una ley que permite el ingreso sin restricción alguna de capital no profesional en la propiedad de las oficinas de farmacia.
#PAMI
Sin convenio vigente, las farmacias no entregan pañales a los afiliados del PAMI
BUENOS AIRES, agosto 18: El contrato estaría por firmarse, pero por el momento el servicio está interrumpido, porque el validador está desconectado. Según la información, la prórroga sería por seis meses, luego de lo cual la entrega quedará en manos de los correos privados. El corte fue confirmado por las tres entidades farmacéuticas.
#Medicamentos
Visto bueno de la ANMAT a medicamentos que reduce el tamaño de los tumores de útero
BUENOS AIRES, agosto 18: La agencia reguladora aprobó esta semana el uso en la Argentina del ulipristal, un tratamiento que según los especialistas permite reducir en un 80 por ciento el tamaño de los fibromas, ayudando a hacer más sencillas las cirugías. El nuevo fármaco aparece en el país luego de más de dos décadas sin novedades farmacológicas al respecto.
#SaludPública
El SUH, la “enfermedad de las hamburguesas” que es record mundial en la Argentina
BUENOS AIRES, agosto 18: Mañana sábado se conmemora el Día Nacional de Lucha contra el Síndrome Urémico Hemolítico, en un año con datos alarmantes: la mitad de los casos en el planeta se producen en nuestro país. Este año, se volverán a realizar actividad para sensibilizar sobre el tema. La buena noticia: científicos locales avanzan en el desarrollo de un medicamento específico para el mal.