Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 11/8/17
#Curiosidades
El veneneno de lagarto podría ser útil contra enfermedades hematológicas
11/8/17, 10:20, GEORGIA, agosto 11: Investigadores estadounidenses analizan la posibilidad de utilizar compuestos presentes en venenos de lagartos para crear medicamentos.
¿Like?
#NuevosFármacos
20/7/18, 12:40, BUENOS AIRES, julio 20: El medicamento Abicipar permite mejorar la visión como las inyecciones disponibles en el mercado. Buscan la aprobación de la FDA de Estados Unidos.
#Sarampión
20/7/18, 11:52, BUENOS AIRES, julio 20: El Ministerio de Salud nacional confirmó dos casos autóctonos, y lanzó un plan para contener la circulación vital. Un informe critica la baja vacunación en los últimos dos años. En Brasil, hay más de 600 contagios, cun cuatro muertos incluidos.
El veneno de los lagartos podría ser efectivo para tratar enfermedades hematológicas que aumentan el riesgo de infartos o trombosis venosa profunda, según una investigación liderada por el profesor asociado de la Escuela de Ciencias Biológicas de la Universidad de Queensland (Estados Unidos), Bryan Fry.

La idea de usar venenos para crear medicamentos no es nueva, puesto que actualmente ya se utiliza el veneno de serpiente para tratar la presión arterial alta y el veneno de caracol cono que se utiliza para tratar el dolor.

“Hemos investigado las acciones de los venenos de lagartija y creemos que podemos usarlas potencialmente para interrumpir los coágulos sanguíneos que amenazan la vida, y convertir estos compuestos en medicamentos que salvan vidas”, detalló el experto.

En concreto, su equipo de investigación analizó los venenos de 16 especies de lagartos de vigilancia, incluyendo el dragón de Komodo y especies de África, Asia y Australia. Posteriormente, los compararon con el veneno de otros cuatro lagartos, incluido el icónico monstruo Gila.

Los científicos, entre los que había expertos de Australia, Hong Kong, Macao, Reino Unido y los Estados Unidos, encontraron múltiples compuestos nuevos entre los cuales algunos tenían potencial para ser utilizados en el diseño de fármacos para tratamientos dirigidos a accidentes cerebrovasculares.